EMPRESA


Valores Glocal

COMPROMISO - CONFIANZA - RESPETO - TRANSPARENCIA


Nuestros valores son la piedra angular de nuestra empresa y rigen cada acción. Nuestro COMPROMISO con el desarrollo sostenible de la sociedad, la CONFIANZA en el equipo humano que forma parte de Glocal Chemical para desarrollar “valor sostenible”, el RESPETO a la sociedad que se compromete a través del consumo responsable y contribuye todos los días de manera activa con el cuidado del medio ambiente y la erradicación del abuso animal.

La TRANSPARENCIA con las personas que creen en nosotros, nuestro mensaje no es “lo natural te sirve” es “lo natural te vuelve”. Queremos hacer algo mas que comercializar bienes, para ir mas allá del discurso conveniente. Somos participes activos en el cambio de paradigmas.



Visión Glocal / Misión


Estar a la vanguardia en el desarrollo de productos ecoamigables, impulsar a la industria nacional en el desarrollo de productos que mejoren la vida de la sociedad actual, sin comprometer las capacidades de las sociedades futuras para lograrlo.

Ser una empresa comprometida y dedicada a contribuir con el consumo responsable y el desarrollo sostenibles de la sociedad.

Fiel a nuestra visión, en Glocal Chemical trabajamos diariamente para ser una plataforma de desarrollo sostenible que posibilite a las empresas nacionales el desarrollos de productos de alto valor y sustentables.



Glocal Chemical y “el consumo responsable”


Cada vez son más visibles las manifestaciones de la crisis social y medioambiental en todo el planeta. Todos los días encontramos ejemplos a nuestro alrededor o en los medios de comunicación del injusto reparto de la riqueza y el consiguiente aumento de la pobreza o de los efectos que el actual desarrollo insostenible tiene para la naturaleza. Serían prácticamente innumerables los ejemplos, desde los fenómenos migratorios, hasta la deforestación o desertización, pasando por la explotación laboral (sobre todo de mujeres y niños) o el efecto invernadero.

Nos hemos convertido en la generación de usar y tirar, el vivir en una sociedad que favorece el consumismo no significa que no podemos ser heterodoxos al respecto.

La publicidad nos bombardea con anuncios cuyo objetivo muchas veces no es nuestro bienestar, sino hacernos engranajes de un sistema que reduce a las personas al papel de meros consumidores sumisos. Este modelo económico de producción y consumo tiende cada vez más a su agotamiento. El consumo responsable es una poderosa herramienta para cambiar los paradigmas que rigen este sistema. Es nuestra declaración por medio de la acción de que no estamos de acuerdo con el camino trazado por las corporaciones, cuyo único objetivos muchas veces es el de maximizar los resultados económicos.

Como consumidores, último eslabón del sistema económico, tenemos una responsabilidad, pero también tenemos un poder. Con nuestra forma de consumir podemos influir en la marcha de la economía y del mundo de una forma directa. Un consumo consciente y responsable, orientado al fomento de actividades satisfactorias para la naturaleza y las personas es una gran contribución y un decisivo instrumento de presión frente al mercado.



El concepto de Consumo Responsable es muy amplio, como lo es la propia actividad de consumir. Sin embargo trataremos de sintetizarlo en tres bloques:


1.- Un Consumo Ético, en el que se introduzcan valores como una variante importante a la hora de consumir o de optar por un producto. Hacemos especial énfasis en la austeridad como un valor en relación con la reducción para un consumo ecológico, pero también frente al crecimiento económico desenfrenado y al consumismo como forma de alcanzar el bienestar y la felicidad.


2.- Un Consumo Ecológico, que incluye, por este orden, las famosas "erres" del movimiento ecologista: Reducir, Reutilizar y Reciclar, pero en el que también se incluyen a los elementos tan imprescindibles como la agricultura y ganadería ecológicas, la opción por las buenas prácticas de manufactura y la utilización de principios activos naturales en lugar de aquellos derivados de fuentes no renovables.


3.- Un Consumo Social o Solidario, en el que entraría también el Comercio Justo, es decir, el consumo en lo que se refiere a las relaciones sociales y condiciones laborales en las que se ha elaborado un producto o producido un servicio. Se trata de ejercer nuestro poder como consumidores y elegir a aquellas empresas que pagan lo justo por el trabajo realizado, sin importar si estas personas son parte de nuestro entorno o se encuentran en el rincón más remoto de nuestro planeta; se trata de repudiar la discriminación, ya sea a causa del color de la piel, por razón de género, religión, etc; se trata de potenciar alternativas sociales y de integración y de procurar un nuevo orden económico internacional.


Muchas empresas tienen una barrera para entender que la sustentabilidad no es un costo sino la estrategia del negocio. - Ser sustentable ya no es opcional; primero, por el planeta, y segundo, por la presión de los stakeholders; es un asunto TINA (There is no alternative)

- La sustentabilidad no sólo compete a las empresas. Los países que no giren hacia ella van a comenzar a tener grandes problemas.


En Glocal Chemical el apoyo al consumo responsable forma parte de nuestro ADN, y a pesar de lo exigua de nuestra condición en el concierto global, bregamos todos los días en cada una de nuestras acciones para contribuir con el desarrollo sostenible de nuestra sociedad.





Copyright © 2017 Diseñado por hamilton